Sala de Inversión España
Social Icons

CFD: La oferta y la demanda en el mercado de valores. Factores que afectan a los precios de las acciones.

Sala de Inversión   SUSCRIBIRSE

Capítulo 2

Por qué los precios cambian. Sobre la oferta, la demanda y los agentes del mercado de valores.

Determinación del valor de las acciones

Los precios de las acciones fluctúan al alza y a la baja, y de nuevo al alza y a la baja y es este movimiento del precio el que motiva a la gente a negociar con acciones y con CFD. Después de todo, si los precios de las acciones no subieran y bajaran no se podría negociar con acciones y con CFD y usted no estaría aquí.

La cuestión es, ¿qué provoca el movimiento alcista y bajista del precio de las acciones? ¿Por qué una acción tiene un valor en un momento concreto y un precio distinto unos segundos más tarde? La respuesta es que son muchas las razones por las que las acciones cotizan al alza y a la baja. Los motivos pueden ir desde la publicación de ganancias hasta una recesión económica. Pero todo ello dependerá en las fuerzas de la oferta y de la demanda. Para alcanzar un gran éxito conviene que preste atención a la coyuntura general y que evite quedarse fuera de juego centrándose en sólo uno o dos factores.

Con vistas a ayudarle a entender las razones por las que los precios experimentan subidas y bajadas de valor, analizaremos las siguientes cuestiones:

  • Las fuerzas de la oferta y la demanda
  • Quienes intervienen en el mercado de acciones y de CFD
  • Qué factores tienen en cuenta los inversores cuando valoran una acción

Oferta y demanda en los mercados de acciones y de CFD

Las fuerzas de la oferta y de la demanda dirigen los precios de las acciones y de los CFD. La oferta se rige por el número de acciones o de CFD a disposición del público inversor. La demanda se rige por el deseo de los inversores de comprar o vender una acción o CFD.

A continuación, mostramos un gráfico típico de oferta y demanda (ver Imagen 1). La demanda está representada por la línea descendente en pendiente de izquierda a derecha, y la oferta está representada por la línea ascendente en pendiente de derecha a izquierda. El punto en el que estas dos líneas se cruzan representa el precio que el mercado aceptará para la acción y el CFD.


Imagen 1 – Gráfico de oferta y demanda

Tanto la oferta como la demanda pueden incrementarse o reducirse en función de las diversas condiciones de mercado. A continuación analizaremos el impacto de los factores siguientes en el valor de una acción o de un CFD:

  • Incremento de la demanda
  • Incremento de la oferta
  • Reducción de la demanda
  • Reducción de la oferta

Cómo repercute el incremento de la demanda en el valor de las acciones y de los CFD

El incremento de la demanda de una acción o de un CFD aumenta el valor de la acción o del CFD.

Al contemplar el gráfico de oferta y de demanda que figura más abajo (ver Imagen 2) puede observar que a medida que la demanda se incrementa, la curva de la demanda se desplaza hacia la derecha del gráfico. Conforme se produce dicho movimiento hacia la derecha, el punto en que la curva de la demanda y la curva de la oferta se cruzan se desplaza a su vez hacia posiciones cada vez más altas. Con ello, entenderá que cuando sube la demanda de una acción o CFD se incrementa el valor de la acción o CFD en cuestión.


Imagen 2 – Gráfico de oferta y de demanda (Incremento de la demanda)

La demanda de una acción o CFD puede incrementarse cuando las compañías publican unas ganancias trimestrales o anuales mejores de las previstas. A modo de ejemplo, cuando Apple Inc. (AAPL:xnas) hizo público el increíble incremento de las ganancias de la compañía gracias a las enormes ventas del nuevo dispositivo de Apple, el iPod, los inversores corrieron a comprar acciones con la esperanza de que la compañía mantendría un volumen de beneficios estelar.

Cómo repercute el incremento de la oferta en el valor de las acciones y de los CFD

El incremento de la oferta de una acción o de un CFD reduce el valor de la acción o CFD.

Al contemplar el gráfico de oferta y de demanda que figura más abajo (ver Imagen 3) puede observar que a medida que la oferta se incrementa, la curva de la oferta se desplaza hacia la derecha del gráfico. Conforme se produce dicho movimiento hacia la derecha, el punto en que la curva de la demanda y la curva de la oferta se cruzan se desplaza a su vez hacia posiciones cada vez más bajas. Con ello, entenderá que cuando sube la oferta de una acción o CFD se reduce el valor de la acción o CFD en cuestión.


Imagen 3 – Gráfico de oferta y de demanda (Incremento de la oferta)

La oferta de una acción o CFD puede incrementarse cuando uno de los principales índices de cotización de acciones del mercado determina que una acción abandone el índice en cuestión. A modo de ejemplo, Honeywell (HON:xnys), fabricante y distribuidor industrial, solía formar parte del Promedio Industrial Dow Jones. No obstante, puesto que las condiciones económicas redujeron la cuota de participación de Honeywell en el mercado global, el Dow Jones optó por sacar de su índice principal a esta compañía. En consecuencia, muchos gestores de fondos que conservaban carteras fundamentadas en el Promedio Industrial Dow Jones se vieron obligados a vender sus acciones de Honeywell, incrementando por lo tanto la oferta de venta de acciones de Honeywell en el mercado.

Cómo repercute la reducción de la demanda en el valor de las acciones y de los CFD

La reducción de la demanda de una acción o CFD reduce el valor de la acción o del CFD.

Al contemplar el gráfico de oferta y de demanda que figura más abajo (ver Imagen 4) puede observar que a medida que la demanda se reduce, la curva de la demanda se desplaza hacia la izquierda del gráfico. Conforme se produce dicho movimiento hacia la izquierda, el punto en que la curva de la demanda y la curva de la oferta se cruzan se desplaza a su vez hacia posiciones cada vez más bajas. Con ello, entenderá que cuando baja la demanda de una acción o CFD se reduce el valor de la acción o CFD en cuestión.


Imagen 4 – Gráfico de oferta y de demanda (Reducción de la demanda)

La demanda de una acción o CFD puede reducirse cuando llegan a oídos de los inversores malas noticias o rumores sobre una compañía. A modo de ejemplo, la compañía farmacéutica internacional Merck & Co. (MRK:xnys) se vio obligada a retirar un exitoso medicamento contra la artritis Vioxx en 2004 debido a la publicación de informes que afirmaban que los riesgos de padecer un ataque al corazón eran mayores en pacientes que tomaban el medicamento. Tal y como puede imaginar, la preocupación invadió a los inversores, que temieron que las pérdidas en los ingresos procedentes de las ventas de Vioxx así como aquellas que en su caso pudieren derivarse de un proceso judicial repercutirían drásticamente en los beneficios de Merck. Como consecuencia directa la demanda de acciones de Merck se desvaneció.

Cómo repercute la reducción de la oferta en el valor de las acciones y de los CFD

La reducción de la oferta de una acción o CFD incrementa el valor de la acción o del CFD.

Al contemplar el gráfico de oferta y de demanda que figura más abajo (ver Imagen 5) puede observar que a medida que la oferta se reduce, la curva de la oferta se desplaza hacia la izquierda del gráfico. Conforme se produce dicho movimiento hacia la izquierda, el punto en que la curva de la demanda y la curva de la oferta se cruzan se desplaza a su vez hacia posiciones cada vez más altas. Con ello, entenderá que cuando se limita la oferta de una acción o CFD se incrementa el valor de la acción o CFD en cuestión.


Imagen 5 - Gráfico de oferta y de demanda (Reducción de la oferta)

La oferta de una acción o CFD puede reducirse cuando las compañías compran sus acciones de nuevo. Las compañías con exceso de tesorería que consideran que sus acciones cotizan a un precio bajo a menudo optan por comprar sus propias acciones con vistas a subir el precio e invertir en la compañía.

Ahora que ya ha entendido cómo los cambios en la oferta y la demanda pueden repercutir en los precios de una acción o CFD, necesita comprender qué causa tales cambios en la oferta y la demanda. O, más bien, quien provoca tales cambios.

Agentes del mercado de acciones y de CFD

Los mercados de acciones y CFD reúnen a muchos grupos y a personas distintos en un mismo lugar para negociar, y el comportamiento de cada uno de ellos repercute en las fuerzas de la oferta y de la demanda. No obstante, si bien todos estos grupos y personas distintas pueden acudir a un mismo lugar para negociar, no hay dos agentes de mercado que sean exactamente iguales. Cada uno de los agentes de mercado tiene una agenda personal y un conjunto de necesidades individuales que tener en cuenta cuando negocia. Algunos agentes de mercado tratan de entrar y salir con rapidez de las negociaciones, mientras que otros tratan de comprar y mantener acciones y CFD durante largos periodos de tiempo. Algunos agentes de mercado cuentan con enormes cantidades de dinero que necesitan invertir mientras que otros tienen cuentas particulares pequeñas. Entender las necesidades y objetivos de varios agentes de mercado puede contribuir a que adquiera una mejor comprensión de cuanto ocurre en el mercado y a que se sitúe en una posición que le permita beneficiarse de los movimientos de precios.

A efectos de la cuestión que nos ocupa, dividiremos a los principales agentes de mercado en dos grandes grupos:

  • Inversores institucionales
  • Inversores particulares

Los inversores institucionales son grandes inversores profesionales que normalmente controlan sumas importantes de dinero. Este grupo suele participar entre otros en fondos de inversión colectiva, fondos de cobertura y fondos de pensiones. Al tratarse de grandes e influyentes inversores, este es el grupo al que debería prestar atención cuando determine los movimientos que considera que la oferta y la demanda experimentarán en el futuro.

Los inversores particulares son personas como usted que pueden negociar acciones o CFD como medio de vida o pueden sencillamente negociar acciones y CFD como actividad complementaria con vistas a incrementar sus ingresos y su patrimonio. No se trata de un grupo que desempeñe un papel significativo en su análisis.

Los inversores institucionales dirigen el mercado. Al contar en el marco de la gestión que llevan a cabo con grandes cantidades de dinero, reúnen la capacidad de mover el precio al alza o a la baja cuando deciden comprar o vender acciones. Tal y como puede imaginar, un inversor que contempla la idea de comprar quizá 1.000.000 de acciones ejercerá un mayor control sobre los precios que un inversor que está pensando en comprar sólo 100 acciones.

La mayor parte de los inversores institucionales operan de conformidad con unos mandatos estrictos, se rigen por normas de negociación determinadas e invierten en tipos de activos específicos. A modo de ejemplo, algunos fondos se denominan fondos large cap o de limites superiores. Únicamente podrán comprar acciones de compañías que cuenten con una capitalización de mercado superior a 5.000 millones. Otro ejemplo lo encontramos en los fondos designados fondos de tecnología. Únicamente podrán comprar acciones de compañías que tengan por objeto la actividad tecnológica, tales como Microsoft (MSFT:xnas) o Google (GOOG:xnas).

El conocer cuánto los inversores institucionales llevan a cabo con sus carteras puede servirle de ayuda al determinar el movimiento que experimentarán las fuerzas de la oferta y de la demanda, así como la forma en que los cambios que registren repercutirán en el precio de la acción. Ni que decir tiene que salvo que cuente con un despacho en las oficinas de este tipo de inversores, nunca conocerá con precisión el comportamiento siguen. No obstante, si asimila los factores que los inversores institucionales contemplan al adoptar decisiones inversionistas, estará en condiciones de tener en cuenta idénticas cuestiones y podrá forjarse una idea muy aproximada de cuál será el paso siguiente.

Factores que repercuten en el precio de las acciones

Son muchos los diversos factores que repercuten en los precios. Y son unos cuantos los factores clave que tienden a desempeñar un papel más significativo en la determinación del valor de una acción. De modo general, a continuación figuran los cuatro factores a los que debería prestar una mayor atención:

  • Ganancias y otros elementos fundamentales
  • Dividendos
  • Publicaciones económicas
  • Cambios generales en el mercado/la fuerza sector

Ganancias y otros elementos fundamentales

El rendimiento de una compañía es uno de las fuerzas conductores principales que se esconde detrás de los precios. Después de todo, cuando compra una acción, está comprando una parte de la compañía en virtud de la cual adquiere el derecho a participar de sus éxitos y fracasos. Como es obvio, si una compañía logra un buen rendimiento serán cada vez más los inversores interesados en comprar acciones de la misma. Se producirá un incremento de la demanda de la acción y en general el precio fluctuará al alza. Si el rendimiento de una compañía es pobre, serán cada vez menos los inversores interesados en comprar acciones de la misma. Se producirá una reducción de la demanda de la acción y en general el precio fluctuará a la baja.

Al determinar el rendimiento de una compañía, los inversores y los analistas contemplarán varios datos fundamentales (a modo de ejemplo, las cifras derivadas del balance de la compañía y la cuenta de pérdidas y ganancias). De entre los datos fundamentales, los inversores suelen prestar una especial atención a las ganancias de la compañía, a saber, la cantidad de dinero que la compañía acumula tras el pago de todos los gastos. No obstante, los inversores también se sirven de otros datos fundamentales para determinar la solvencia general de una compañía, tales como la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) y el ratio precio/valor contable. En uno de los apartados siguientes, podrá profundizar en el conocimiento de los datos fundamentales de una compañía.

Dividendos

Las compañías pueden hacer una de las dos cosas siguientes cuando ganan dinero: pueden conservarlo y reinvertirlo en la compañía o pueden realizar un pago a favor de los accionistas en forma de dividendo. Los dividendos son pagos al contado que se efectúan a los accionistas en función del número de acciones de su titularidad. A modo de ejemplo, si una compañía con 1.000.000 de acciones emitidas paga un dividendo de 5.000.000ВЈ, cada uno de los accionistas recibirá 5ВЈ por acción.

Los inversores otorgan un enorme valor a los dividendos porque saben que recibirán pagos al contado regulares procedentes de sus inversiones. Teniendo en cuenta que los dividendos disfrutan de una valoración muy alta, las compañías suelen incrementar el valor de sus acciones a través del pago de un dividendo mayor (siempre y cuando los beneficios de la compañía en cuestión también se incrementen). Las acciones de las compañías con dividendos crecientes suelen en general subir su precio, mientras que las acciones de aquellas compañías que reducen dividendos suelen en general experimentar una bajada de precio. Desgraciadamente, son cada vez menos las compañías que en la práctica pagan dividendos actualmente, puesto que en su lugar optan a menudo por destinar el dinero a dotaciones en recursos propios con vistas a reinvertir en la compañía.

Publicaciones económicas

Las publicaciones económicas son aquellas que los gobiernos y otros grupos importantes hacen públicas en relación con la información que tiene por objeto la economía en su conjunto, no únicamente compañías aisladas. Entre otras, se incluyen publicaciones tales como tipos de interés y producto interior bruto (PIB).

La mayor parte de las noticias económicas que serán importantes para usted en calidad de inversor en acciones y CFD se programa con meses de antelación. A modo de ejemplo, sabrá con un año de antelación la fecha en la que el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal de los EE.UU. (FOMC) se reunirá con vistas a pronunciarse sobre los cambios en los tipos de interés. Asimismo, en Reino Unido, los presupuestos gubernamentales y minipresupuestos se programan con una antelación suficiente respecto de la fecha en que de facto se publican. La planificación le permite contar con un largo espacio de tiempo para averiguar el posible contenido del anuncio y posicionar su cartera en consecuencia.

En su plataforma de negociación normalmente puede acceder a un calendario económico actualizado con vistas a que pueda conocer con precisión las noticias programadas para hoy, mañana y para el futuro.


Imagen 6 – Calendario económico

Un rápido vistazo al calendario económico le permitirá estar al día de los próximos acontecimientos significativos con potencial para cambiar o anticipar el movimiento de los pares de divisas que centren su atención. Entre estos acontecimientos podrían incluirse publicaciones que tuvieran por objeto los datos sobre desempleo en Alemania, la oferta monetaria del R.U. y el producto interior bruto estadounidense (PIB).

Los analistas de inversiones, economistas y otros agentes de mercado se dedican constantemente a analizar las próximas publicaciones económicas y tratan de determinar con antelación el contenido de las noticias. Si bien no encontrará dos analistas que lleguen a una idéntica conclusión, si compara varias estimaciones podrá determinar cuál es la previsión de la media. Dicha estimación media se denomina asimismo “previsión de consenso”.

El hecho de conocer la previsión de consenso, le permitirá sacar partido de los movimientos de precios una vez hayan salido a la luz las publicaciones económicas, puesto que la previsión de consenso ya se habrá tenido en cuenta al valorar las acciones y los CFD de su interés. Así es como funciona.

Una vez que los inversores han completado su análisis, comienzan a posicionar sus inversiones con vistas a beneficiarse del movimiento que en su opinión seguirán las divisas en un futuro. No esperan a que la publicación vea la luz. Su intención es anticiparse al mercado. Así pues, en el momento en que el anuncio de índole económica se hace pública, la mayor parte de los agentes principales de mercado ya han colocado sus inversiones.

Cuando una publicación económica ve la luz y los datos coinciden con la previsión de consenso, es probable que los precios de las acciones y de los CFD no registren grandes cambios. Puesto que la mayor parte de los inversores grandes ya han posicionado sus inversiones, no surgirán nuevos inversores que se adentren en el mercado y expongan las acciones y los CFD a movimientos. No obstante, si el número real que aparece en la publicación económica es superior o inferior a la previsión de consenso, se producirá una regularización al alza o a la baja del precio de las acciones y de los CFD en la información económica siguiente.

Durante este tiempo, mientras los agentes de mercado participantes tratan de asimilar la nueva información, se presenta ante usted una oportunidad excepcional para sacar partido del movimiento de precios.

Cambios generales en el mercado/la solidez del sector

A las compañías les gustaría creer que su rendimiento corporativo es la única cuestión que dirige el precio de sus acciones. Para su desgracia, otras fuerzas presentes en el mercado general pueden incrementar o disminuir el valor de sus acciones, con independencia de lo que ocurra en compañías específicas.

Existe un viejo dicho que todo inversor en acciones y CFD debería saber: "Cuando la marea sube, todos los barcos flotan." Este aforismo significa que cuando un mercado es próspero, la mayor parte de las acciones subirán, puesto que el mercado y la economía en general tenderán a una mejora y crecimiento. Sin embargo, también significa que en un mercado rodeado de pesimismo, la mayor parte de las acciones perderán valor puesto que tanto el mercado como la economía general experimentarán una tendencia bajista y contracción.

Al igual que el mercado en general puede oscilar al alza o la baja, determinados sectores que pertenecen al mercado pueden asimismo registrar una tendencia alcista o bajista. A modo de ejemplo, las acciones del sector sanitario pueden cotizar al alza mientras que las acciones del sector minorista cotizan a la baja. Las corrientes optimistas y pesimistas en cada uno de los sectores aislados pueden tener idéntico impacto sobre las acciones de estos sectores que las corrientes optimistas y pesimistas en el mercado global.

En uno de los siguientes apartados, podrá profundizar en el análisis de las tendencias de mercado y de los sectores. Llegados a este punto, el mero hecho de que sepa que estas fuerzas o corrientes existen, le sitúa en una posición ventajosa respecto de la mayoría de los inversores minoristas.

Aviso legal: El contenido de este artículo está protegido por copyright, y no puede ser usado ni redistribuido sin previo consentimiento escrito. Para solicitarlo, envía un correo electrónico a info@saladeinversion.es.

Vota el contenido
 
Quizás también te interese
X